saludparati.com - Plantas Medicinales

Acerola Ajo Anamú Arándano Árnica Astrágalo Black Cohosh Caléndula Cardo Mariano Cundeamor Diente de león Equinácea Feverfew (Tanaceto) Gayuba (Uva ursi) Ginkgo Biloba Guayaba Ginseng asiático Gotu kola Guayaba Hierba de San Juan Jengibre Kava Manzanilla Melaleuca Orégano Pau d' Arco Sabal (Saw palmetto) Salvia Sávila Glosario de las Plantas Medicinales

Página Inicial saludparati.com

Acerola

Ajo

Anamú

Arándano

Árnica

Astrágalo

Black Cohosh

Caléndula

Cardo Mariano

Cundeamor

Diente de león

Equinácea

Feverfew (Tanaceto)

Ginkgo Biloba

Guayaba

Gayuba (Uva ursi)

Ginseng asiático

Gotu kola

Hierba de San Juan

Jengibre

Kava

Manzanilla

Melaleuca

Orégano

Pau d' Arco

Sabal (Saw palmetto)

Salvia

Sávila

Glosario de las Plantas Medicinales

Boswellia (Boswellia Serrata)

Este es un género de árboles que se caracterizan por poseer resinas aromáticas que poseen varias propiedades medicinales. La más conocida de estas son sus propiedades antiinflamatorias.

Varias especies de Boswellia producen incienso cada uno con propiedades particulares. Se cree que el incienso mencionado en La Biblia es un extracto de la resina de un tipo de Boswellia llamado Boswellia Sacra.

La Boswellia Serrata es la variedad de esta planta que aparenta poseer las mayores propiedades antiinflamatorias lo que la hace de suma utilidad para el tratamiento de problemas de las articulaciones y la artritis. Entre las sustancias que contiene se encuentran los ácidos boswellicos, que actúan inhibiendo una enzima productora de varias sustancias importantes en los procesos inflamatorios.  Algunos estudios también indican su posible utilidad para el alivio de dolores musculares.

En investigaciones llevadas a cabo en Egipto se encontró que un tratamiento de tres meses con Boswellia Serrata fue efectivo para aliviar la inflamación de las rodillas en pacientes de osteoartritis. En otro estudio publicado en 2006 en el Indian Journal of Pharmacology se encontró que boswellia redujo el dolor de la osteoartritis inflamatoria en un grupo de pacientes. En 2008 se publicó otros estudio en la revista Arthritis Research and Therapy en el que se encontró que un extracto de boswellia enriquecido con una forma de ácido boswellico demostró ser efectivo para aliviar el dolor y mejorar el funcionamiento de pacientes de osteoartritis.

Las propiedades antiinflamatorias de la boswellia también han demostrado utilidad reduciendo la acumulación de líquidos que se producen en varios tumores cerebrales. Esta acumulación de líquidos esta relacionada con la presencia de químicos que promuevern la inflamación.

Además de reducir la inflamación la boswellia posee propiedades analgésicas y puede ayudar a prevenir la pérdida de cartílago. Para aumentar la efectividad de la Boswellia se utiliza en commbinación con otras plantas como: cúrcuma o jengibre.

En un estudio publicado en noviembre de 1998 en el European Journal of Medical Research la boswellia demostró ser útil en el tratamiento del asthma bronquial, aliviando los síntomas y disminuyendo la cantidad de ataques y disminuyendo la cantidad de células sangúineas asociadas con condiciones alérrgicas. En este estudio se utilizó una dosis de 300 miligramos de un extracto de boswellia serrata tres veces al día. Otro estudio publicado en esta misma revista en noviembre de 1997 demostró que la boswellia es de ayuda en el tratamiento de la colitis ulcerativa.

La boswellia también ha sido estudiada como un posible tratamiento en varios tipos de cáncer, entre ellos la leucemia y los gliomas, un tipo de cáncer del sistema nervioso.

Dosis recomendada

La boswellia se consigue en las tiendas de productos naturales en forma de cápsulas estandarizadas que contienen entre 37.5 y 65 por ciento de ácido boswellico. La dosis que generalmente se recommienda es de entre 400 y 600 miligramos (mg) tres veces al día, del extracto entandarizado al 37.5 por ciento aunque esto puede variar.

Precauciones en el uso de la boswellia

Aunque en pruebas clínicas en las que se han utilizado extractos de boswellia serrata no se han reportado efectos secundarios serios, se sabe que en algunas personas puede provocar problemas gastrointestinales tales como nauseas, acidez o diarrea. Por esta razón las personas que padecen de problemas gastrointestinales deben ejercer cuidado en el uso de esta planta o en algunos casos evitar su uso.  También es posible que algunas personas sean alérgicas a esta planta. La boswellia podría interferir con algunos medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno, reduciendo la eficacia de estos.

Cuando se usa en conjunto con la cúrcuma se debe tener en cuenta que se cree que ambas poseen propiedades anticoagulantes. Por esta razón las personas con problemas de coagulación de la sangre o que utilizan medicamentos anticoagulantes como aspirina o warfarina (Coumadin) deben consultar con su médico. No existe información suficiente acerca del uso de la boswellia en cantidades terapeúticas durante el embarazo y la lactancia, pero existe la posibilidad de que pueda causar problemas en el embarazo por lo que no debe ser usada por embarazadas.